ES TAN FÁCIL PREDICAR

ES TAN FÁCIL PREDICAR

ES TAN FÁCIL PREDICAR,
SI HAS NACIDO DE NUEVO.

ES TAN FÁCIL PREDICAR,
SI VIVES TU CONVERSIÓN.

ES TAN FÁCIL PREDICAR
SI HAS ORADO.

ES TAN FÁCIL PREDICAR
Y DECIR QUE AMAS A JESÚS.

ES TAN FÁCIL PREDICAR,
Y CONFESAR QUE FUISTE UN PECADOR.

ES TAN FÁCIL PREDICAR
Y PROPAGAR LAS BUENAS NUEVAS.

ES TAN FÁCIL PREDICAR,
Y IR Y PREDICAR EL EVANGELIO.

ES TAN FÁCIL PREDICAR
Y QUE SUS OVEJAS OIGAN SU VOZ.

ES TAN FÁCIL PREDICAR,
Y EN SU NOMBRE ECHAR LAS REDES.

ES TAN FÁCIL PREDICAR
Y EN EL PRIMER AMOR PAGAR EL PRECIO.

ES TAN FÁCIL PREDICAR
SÓLO SI TIENES CONVERSIÓN.

Y ES TAN FÁCIL PREDICAR,
PORQUE EL ESPÍRITU SANTO
TE GUIA A TODA VERDAD Y A TODA JUSTICIA.

ANTONIO MARTINEZ DE UBEDA