HUYE DE LA FORNICACION

HUYE DE LA FORNICACION
Por: Jonathan Bravo
Cita Bíblica: 1 Corintios 6:9-20
“¿No sabéis que los injustos no heredarán El Reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán El Reino de Dios.
Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en El Nombre del Señor Jesús, y por El Espíritu de nuestro Dios.
Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.
Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para El Señor, y El Señor para el cuerpo.
Y Dios, que levantó al Señor, también a nosotros nos levantará con su poder.
¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo. ¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne.
Pero el que se une al Señor, un espíritu es con Él.
Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca.
¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.”
No encuentro otra manera de comenzar esta plática sino con Las Palabras de La Biblia en Romanos 1:29 “estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades…” ¡Atestados! Atestado significa infestado, plagado, atascado con… …algo así como un hervidero de chinches, garrapatas, pulgas, piojos, alacranes, serpientes, arañas y cucarachas en el lugar más protegido donde uno vive.
Es precisamente de esta condición que El Apóstol Pablo, por El Espíritu Santo hace la indicación “¡Huid de la Fornicación!” ¿Qué es huir? ¡Escapar, corriendo como loco para no ser perjudicado! ¿Qué tiene que hacer para huir? ¡Dejar de coquetear! Ningún verdadero cristiano debe ponerse deliberadamente en una situación de riesgo donde pudiera ser tentado y caer. Es cuestión de sabiduría. Ya hablaremos de eso un poquito más adelante.
Las relaciones sexuales abarcan varios aspectos, no solo es algo físico, es algo mental, emocional, moral y social. El principal es el aspecto espiritual y hasta que usted no entienda esto, no tendrá relaciones satisfactorias. Mírelo de esta manera: En la relación sexual es la interrelación de 2 cuerpos, 2 almas y 2 espíritus. ¿Entiende ahora por qué tenemos tantos desubicados, tristes, llenos de culpas, vergüenza y remordimientos? Para muchos se les fueron ya sus mejores años y sobreviven enfermos, solos y desdichados. O en el peor de los casos, continúan siendo víctimas y desgraciando a terceros a quienes encuentra en su paso alocado.
Existe un placer sexual legítimo, ordenado por Dios y es reservado únicamente para un hombre y una mujer unidos en matrimonio, esa es la normal y todo lo que no se ajuste a este diseño es Phorneia = Fornicación. El significado exacto de “Fornicación” es “Perversión” es algo muy serio, mire a su alrededor, ¡Cuánta maldad, cuanta tristeza, cuanta amargura! ¡Cuánta descomposición social! La historia nos dice que lo que precedió a la caída de todos los imperios y reinos fue la degradación del hombre principalmente en el área sexual. Le invito a abrir su corazón a Dios, es en Él donde podemos hallar la Vida Plena, solamente que debemos mirar Su Plan Maestro y ajustarnos a Su Voluntad. Le pregunto: ¿Quiere ser feliz o desdichado?
“En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer;
pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia. Mas esto digo por vía de concesión, no por mandamiento. Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo; pero cada uno tiene su propio don de Dios, uno a la verdad de un modo, y otro de otro. Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo; pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando.” 1 Corintios 7:1-9
“Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo os conviene conduciros y agradar a Dios, así abundéis más y más. Porque ya sabéis qué instrucciones os dimos por El Señor Jesús; pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios; que ninguno agravie ni engañe en nada a su hermano; porque El Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado. Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. Así que, el que desecha esto, no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo.” 1 Tesalonicenses 4:1-8
¡El sexo no es pecado! ¿Oyó bien? Supimos de un hombre que por años dormía separado de su esposa pero dos veces por semana se le acercaba para usarla y después de tener relaciones se regresaba a su cuarto a orar y a llorar, según él, arrepentido “porque había pecado y le había fallado a Dios” ¡De veras, de que los hay, los hay! ¡El sexo no es pecado! Es uno de los regalos mas buenos que nuestro Padre nos ha dado, ¡Que diseño! Placer, reproducción, ¡Dios no es un Dios morboso! ¡Dios es Bueno! Pero el ser humano ignorante y caído no conoce esto, no sabe y cuando se le hace saber, lo rechaza, ¿A quien rechaza? ¡Pues a su Creador! Por supuesto, ¡Llorará, lamentará y le seguirá, no aprenderá ni con los golpes más fuertes que reciba! Pero Mire qué dice La Palabra:
“Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere grata a tu alma, La discreción te guardará; Te preservará la inteligencia, Para librarte del mal camino, De los hombres que hablan perversidades, Que dejan los caminos derechos, Para andar por sendas tenebrosas;
Que se alegran haciendo el mal, Que se huelgan en las perversidades del vicio; Cuyas veredas son torcidas, Y torcidos sus caminos. Serás librado de la mujer extraña, De la ajena que halaga con sus palabras, La cual abandona al compañero de su juventud, Y se olvida del pacto de su Dios. Por lo cual su casa está inclinada a la muerte, Y sus veredas hacia los muertos; Todos los que a ella se lleguen, no volverán, Ni seguirán otra vez los senderos de la vida. Así andarás por el camino de los buenos, Y seguirás las veredas de los justos; Porque los rectos habitarán la tierra, Y los perfectos permanecerán en ella, Mas los impíos serán cortados de la tierra, Y los prevaricadores serán de ella desarraigados.” Proverbios 2:10-22
“No envidies al hombre injusto, Ni escojas ninguno de sus caminos. Porque Jehová abomina al perverso; Mas su comunión íntima es con los justos. La maldición de Jehová está en la casa del impío, Pero bendecirá la morada de los justos. Ciertamente Él escarnecerá a los escarnecedores, Y a los humildes dará gracia. Los sabios heredarán honra, Mas los necios llevarán ignominia.” Proverbios 3:31-35
“Hijo mío, está atento a mi sabiduría, Y a mi inteligencia inclina tu oído, Para que guardes consejo, Y tus labios conserven la ciencia. Porque los labios de la mujer extraña destilan miel,
Y su paladar es más blando que el aceite; Mas su fin es amargo como el ajenjo, Agudo como espada de dos filos. Sus pies descienden a la muerte;
Sus pasos conducen al Seol. Sus caminos son inestables; no los conocerás, Si no considerares el camino de vida. Ahora pues, hijos, oídme, Y no os apartéis de las razones de mi boca.
Aleja de ella tu camino, Y no te acerques a la puerta de su casa; Para que no des a los extraños tu honor, Y tus años al cruel; No sea que extraños se sacien de tu fuerza,
Y tus trabajos estén en casa del extraño; Y gimas al final, Cuando se consuma tu carne y tu cuerpo, Y digas: ¡Cómo aborrecí el consejo, Y mi corazón menospreció la reprensión;
No oí la voz de los que me instruían, Y a los que me enseñaban no incliné mi oído!
Casi en todo mal he estado, En medio de la sociedad y de la congregación.
Bebe el agua de tu misma cisterna, Y los raudales de tu propio pozo. ¿Se derramarán tus fuentes por las calles, Y tus corrientes de aguas por las plazas? Sean para ti solo,
Y no para los extraños contigo. Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud, Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo,
Y en su amor recréate siempre. ¿Y por qué, hijo mío, andarás ciego con la mujer ajena,
Y abrazarás el seno de la extraña? Porque los caminos del hombre están ante los ojos de Jehová, Y Él considera todas sus veredas. Prenderán al impío sus propias iniquidades,
Y retenido será con las cuerdas de su pecado. El morirá por falta de corrección,
Y errará por lo inmenso de su locura.” Proverbios 5:1-23
“Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre, Y no dejes la enseñanza de tu madre;
Átalos siempre en tu corazón, Enlázalos a tu cuello. Te guiarán cuando andes; cuando duermas te guardarán; Hablarán contigo cuando despiertes. Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, Y camino de vida las reprensiones que te instruyen, Para que te guarden de la mala mujer, De la blandura de la lengua de la mujer extraña. No codicies su hermosura en tu corazón, Ni ella te prenda con sus ojos; Porque a causa de la mujer ramera el hombre es reducido a un bocado de pan; Y la mujer caza la preciosa alma del varón.
¿Tomará el hombre fuego en su seno Sin que sus vestidos ardan? ¿Andará el hombre sobre brasas Sin que sus pies se quemen? Así es el que se llega a la mujer de su prójimo; No quedará impune ninguno que la tocare. No tienen en poco al ladrón si hurta Para saciar su apetito cuando tiene hambre; Pero si es sorprendido, pagará siete veces;
Entregará todo el haber de su casa. Mas el que comete adulterio es falto de entendimiento;
Corrompe su alma el que tal hace. Heridas y vergüenza hallará, Y su afrenta nunca será borrada.” Proverbios 6:20-33
La Biblia menciona todas Las Relaciones Ilícitas. “La paga del pecado es la muerte” He hablado con tanta gente que rechaza El Evangelio y se burlan de lo que ellos llaman “Los anticuados principios Judeo-Cristianos” ¡No les gusta razonar, son ciegos! ¿Hay algo mejor? Mire, aunque no le guste, aunque se crea muy inteligente, ¡Usted no será salvo si no le da la razón a Dios! ¡No será libre ni se saciará con nada si no se da cuenta primero de lo terrible que es el pecado! Leímos en la cita base: “…glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” 1 Corintios 6:20 ¿De quién es el cuerpo? ¿Suyo? ¡Es De Dios! Y ¿Cómo se sentiría usted si le presta su carro a alguien, o le presta cualquier otra cosa y en lugar de regresárselo cuidadito, tonta y cínicamente viene y le dice “se quebró”? ¡Mire!
“Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos. Cualquiera que yaciere con la mujer de su padre, la desnudez de su padre descubrió; ambos han de ser muertos; su sangre será sobre ellos. Si alguno durmiere con su nuera, ambos han de morir; cometieron grave perversión; su sangre será sobre ellos. Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre. El que tomare mujer y a la madre de ella, comete vileza; quemarán con fuego a él y a ellas, para que no haya vileza entre vosotros. Cualquiera que tuviere cópula con bestia, ha de ser muerto, y mataréis a la bestia. Y si una mujer se llegare a algún animal para ayuntarse con él, a la mujer y al animal matarás; morirán indefectiblemente; su sangre será sobre ellos. Si alguno tomare a su hermana, hija de su padre o hija de su madre, y viere su desnudez, y ella viere la suya, es cosa execrable; por tanto serán muertos a ojos de los hijos de su pueblo; descubrió la desnudez de su hermana; su pecado llevará. Cualquiera que durmiere con mujer menstruosa, y descubriere su desnudez, su fuente descubrió, y ella descubrió la fuente de su sangre; ambos serán cortados de entre su pueblo.” Levítico 20:10-18
¡Qué drástico! No tenemos mucho tiempo para revisar todas Las Escrituras, pero le daré una lista de las perversiones y las citas para que las considere.
• Lujuria Ezequiel 23:20 ¡Léalo!
• Relaciones de unión libre Génesis 34:30, 31 ¡Léalo!
• Pornografía Ezequiel 23:11-15 ¡Léalo!
• Adulterio Éxodo 20:14; Mateo 5:27-39 ¡La Palabra escrita en el corazón! ¡Léalo!
• Prostitución Deuteronomio 23:17,18 ¡Léalo!
• Promiscuidad Juan 4:17,18 ¡Pobre mujer! ¡Cada relación le deteriora más! ¡Léalo!
• Incesto Levítico 18:6-18 ¡Léalo!
• Sadismo y masoquismo Sodoma y Gomorra y ¡Lo combinaban con adoración pagana!
• Homosexualidad Ej. Roboam rey de Judá 1 Reyes 14; Romanos 1:26-32 ¡Léalo!
• Lesbianismo Romanos 1:26-32 ¡Léalo otra vez!
• Bestialismo ¡Lo siguiente será casarse con el caballo y con el gato! Levítico 20:15,16
• Necrofilia ¡De por sí, los muertos seducen a los muertos!
• Sexo con espíritus y extraterrestres Génesis 6:1-7; 12 ¡Léalo!
Las leyes humanas no pueden contener esto porque es algo espiritual y muchos de los políticos legislan a favor por conveniencias personales… Yo no se cómo le van a responder a Dios por la decadencia moral que permitieron.
“…de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería, queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman. Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente; conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina, según el glorioso Evangelio del Dios bendito, que a mí me ha sido encomendado.” 1 Timoteo 1:6-10
“No piensan en convertirse a su Dios, porque espíritu de fornicación está en medio de ellos, y no conocen a Jehová.” Oseas 5:4
“Como caballos bien alimentados, cada cual relinchaba tras la mujer de su prójimo. ¿No había de castigar esto? dijo Jehová. De una nación como esta, ¿no se había de vengar mi alma? Jeremías 5:8
“Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición.” 2 Pedro 2:14
Le invito a estudiar más del asunto… La gravedad de los pecados sexuales y todos los pecados del ser humano llevaron a Jesús a la cruz. Pero sepa esto: ¡Si de veras quiere hacer enojar a Dios, cometa pecados sexuales! ¿Quién lo dice? Dios mismo en Su Palabra: Colosenses 3:5-7 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas.
Sansón: El hombre más fuerte y Salomón: El hombre más sabio acabaron muy mal por tener en poco La Santidad de Dios. ¿Y,,, usted quien se cree que es? ¿De qué está hecho? Recuerde: Gálatas 6:7 “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.”
¿Vinimos aquí para ser censurados y condenados? No se vaya sin recibir la mejor parte: ¡Le tengo buenas noticias! En Cristo, en su sangre preciosa hay perdón, hay redención, hay liberación y restauración. Si alguien se vuelve a Dios y se rinde a Él, El milagro más grande es la vida trasformada, la nueva persona ¡Y esa es su especialidad! llevará tiempo, lo necesitará para poder demostrar frutos dignos de su arrepentimiento, pero con la ayuda de Dios, créame, ¡Lo logrará! ¿Qué debemos hacer?
“Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.” Hebreos 13:4
“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.” “Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.” 1 Timoteo 6:11; 2 Timoteo 2:22
¿Se da usted cuenta cómo funciona? ¡Huir para seguir! ¡Dependiendo de que huya es lo que seguirá también! ¡Si huye de Dios, ya sabe a quien sigue! Pero si huye de la corrupción, de la perversidad y de la ignorancia, Dios le dará la bendición de ver la realidad y ¡le entregará su vida de regreso! ¡Una Vida Nueva! ¿Qué dice? ¡Dicen que cuando uno habla de sexo, todos despiertan, Pues despierte!
“Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante. Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.
No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en El Señor; andad como hijos de luz (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), comprobando lo que es agradable al Señor. Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto. Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo. Por lo cual dice:
Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo.
Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.” Efesios 5:1-20
“y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado. Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.
Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados; no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.
Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas.” Hebreos 12:13-17
“Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne;
porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.” Romanos 8:12,13
¡Militares han perdido guerras, Reyes han perdido reinos y santos han perdido el cielo! ¡Cuidado!