LA CREACION GIME

LA CREACION GIME
Por: Jonathan Bravo

Cita Bíblica: Romanos 8:19-25
“Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora. y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo?
Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos. "
Me gusta el slogan de LandPaths donde estoy trabajando “Fostering The Love for The Land” “Fomentando El Amor por La Tierra” y llegó el día en que he de abordar un tema de interés general. Cuando se trata del cuidado del medio ambiente, Dios es el primero y el más interesado. Estilos de vida sostenible y el cuidado de los ecosistemas no son sólo temas que los políticos están hablando. Estas son cosas que Dios igual ha puesto en nuestros corazones y aun de una manera mucho más profunda. Me alegro que pronto saldrá al público hispano La Biblia Verde. Sí, estamos hablando de La Biblia, en versión “La Biblia Verde” (Ya está en Inglés) realizada con papel reciclado, con cubiertas de lino y algodón e impresa con tinta a base de soya. Sin embargo, no todo queda aquí, sino que además, cada pasaje que habla de “temas verdes” está impreso en tinta verde, destacando un pensamiento ecológico que ya existía en el manuscrito.

“Nosotros, que deberíamos haber sido administradores responsables de preservar nuestro vulnerable y frágil planeta, hemos sido arbitrarios a través de nuestro consumismo derrochador y temerario, devorando los recursos naturales irreemplazables.”
La Naturaleza Revela La Presencia de Dios
El conocido himno dice:
Señor mi Dios, al contemplar los cielos el firmamento y las estrellas mil
Al oir tu voz en los potentes truenos y ver brillar el sol en su cenit
//Mi corazón entona la canción: “Cuan Grande es El, Cuan grande es El”//
Al recorrer los montes y los valles y ver las bellas flores al pasar
Al escuchar el canto de las aves y el murmurar del claro manantial
//Mi corazón entona la canción: “Cuan Grande es El, Cuan grande es El”//

Y es que, por favor contéstenme estas preguntas: ¿Quién tiene el acuario más grande y más completo? ¡Dios! ¡Los océanos están conectados entre sí y son un diseño extraordinario! ¿Sabe cómo funcionan? ¿Conoce el ciclo del agua? ¿Sabía que las olas tragan mucho bióxido de carbono para purificar el aire? Los océanos funcionan como enfriadores ¿sabia? ¿Conoce el ciclo del carbono? ¿Quién tiene los jardines más grandes, bellos y exóticos? ¡Dios! ¡Mire cuantos tipos de zonas geográficas! ¡La selva, el desierto, la tundra, el bosque! ¡Cuánta creatividad y arte en sus formas, colores y sabores! ¿Cree que la nieve sobre las montañas es solo decoración? ¡Las montañas funcionan como grandes esponjas que se saturan de agua y por gravedad la van soltando poco a poco! ¿Cómo funcionan los arroyos, los lagos y los ríos? ¿sabe usted que son los mantos freáticos? ¿No es eso verdadera ingeniería? ¿Y quién habrá programado las estaciones? ¿Ya se acostumbró al frio, a la lluvia, al viento y al calor? ¡La belleza de los campos, admírela! ¡Las flores, los frutos, hasta las piedras! ¡Admire la producción de alimento, el espacio y refugio para seres pequeños y grandes! ¿Qué es hábitat y ecosistema? ¡Cuántas criaturas! ¡Todas con cabeza y patas, todas con cerebro o sistemas nerviosos centrales! ¡Unos nacen de huevo, otros de capullo, otros salen de la matriz! ¡Todos con sus sistemas digestivos, respiratorios, cardiovasculares y musculares! ¡Unos con esqueleto y otros no! ¡Unos caminan, otros nadan, otros vuelan y otros se arrastran! ¡Unos con piel, otros con pelo, otros con plumas, otros con caparazón y otros con escamas! ¡Unos andan solos y otros en grupo! ¡Todo es parte de todo! ¿Quién sustenta a los insectos, a las aves, a las bestias, a todos los seres marinos y terrestres, a los anfibios, a las plantas? ¡El Dios Creador! ¡El dador de vida! ¡Él es quien sustenta todas las cosas con La Palabra de su poder! (Hebreos 1:3) ¡Todo lo que hizo es bueno en gran manera! (Génesis 1:31) ¿Le faltará o le sobrará algo? ¿Qué con El Ser Humano? ¡Solo podemos observar cosas muy superficiales y es suficiente para reconocer la mano de Dios detrás de todo! ¡Pero los que estudian profundamente, también quedan más asombrados! ¡La composición de los tejidos, el misterio de la vida, de la genética, del crecimiento, del desarrollo en el ciclo de la vida, la reproducción, el alma, los pensamientos, las emociones, la búsqueda de identidad! ¡WoW! ¿Qué fue primero, la gallina o el huevo? ¡Primero es Dios! ¿Y sabe como dice el último verso de los Salmos? “Todo lo que respira alabe a Jehová. ¡Aleluya.!” (Salmo 150:6) ¿Seguro que usted respira? Lea conmigo otro Salmo, el 148:

“Alabad a Jehová desde los cielos; Alabadle en las alturas.
Alabadle, vosotros todos sus ángeles; Alabadle, vosotros todos sus ejércitos.
Alabadle, sol y luna; Alabadle, vosotras todas, lucientes estrellas.
Alabadle, cielos de los cielos, Y las aguas que están sobre los cielos.
Alaben El Nombre de Jehová; Porque Él mandó, y fueron creados.
Los hizo ser eternamente y para siempre; Les puso ley que no será quebrantada.
Alabad a Jehová desde la tierra, Los monstruos marinos y todos los abismos;
El fuego y el granizo, la nieve y el vapor, El viento de tempestad que ejecuta su Palabra;
Los montes y todos los collados, El árbol de fruto y todos los cedros;
La bestia y todo animal, Reptiles y volátiles;
Los reyes de la tierra y todos los pueblos, Los príncipes y todos los jueces de la tierra;
Los jóvenes y también las doncellas, Los ancianos y los niños.
Alaben El Nombre de Jehová, Porque sólo su Nombre es enaltecido. Su gloria es sobre tierra y cielos.”

¡El hombre no es el dueño de La Creación! ¡El planeta no es nuestro! ¡Somos los habitantes en turno! ¿Y entonces de quién es? Mire Salmo 24:1,2 “De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan. Porque Él la fundó sobre los mares,
Y la afirmó sobre los ríos.” ¿Qué calificación le da a Dios? ¿No es hermosa y extraordinaria la creación? Y sin embargo…
La Creación gime
La entrada del pecado a este mundo es una tragedia no solo para el ser humano, pero la misma creación, esa maravillosa creación de Dios vino a quedar bajo una sentencia horrible. Encerrada y atrapada bajo la rebelión y desobediencia. Dios le hizo saber al hombre:
“Maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.
Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.
Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.” Génesis 3:16,17
La Creación es personificada como si anhelara una trasformación después de esa maldición y sus efectos. Dice La Biblia que por causa del pecado del ser humano la creación fue sujetada a vanidad, esto se refiere a algo espiritual. La incapacidad para alcanzar una meta o propósito. Dios sometió a toda la creación bajo maldición “todo bajo el pecado del hombre” ¡el ser humano todo lo destruye, todo lo corrompe y todo lo ensucia! ¡Mata y se mata a si mismo! Pareciera entonces que ninguna parte de la creación cumple a plenitud el propósito original.
“Oíd esto, ancianos, y escuchad, todos los moradores de la tierra. ¿Ha acontecido esto en vuestros días, o en los días de vuestros padres?
De esto contaréis a vuestros hijos, y vuestros hijos a sus hijos, y sus hijos a la otra generación.
Lo que quedó de la oruga comió el saltón, y lo que quedó del saltón comió el revoltón; y la langosta comió lo que del revoltón había quedado.
Despertad, borrachos, y llorad; gemid, todos los que bebéis vino, a causa del mosto, porque os es quitado de vuestra boca.
Porque pueblo fuerte e innumerable subió a mi tierra; sus dientes son dientes de león, y sus muelas, muelas de león. Asoló mi vid, y descortezó mi higuera; del todo la desnudó y derribó; sus ramas quedaron blancas.
Llora tú como joven vestida de cilicio por el marido de su juventud.
Desapareció de la casa de Jehová la ofrenda y la libación; los sacerdotes ministros de Jehová están de duelo.
El campo está asolado, se enlutó la tierra; porque el trigo fue destruido, se secó el mosto, se perdió el aceite. Confundíos, labradores; gemid, viñeros, por el trigo y la cebada, porque se perdió la mies del campo. La vid está seca, y pereció la higuera; el granado también, la palmera y el manzano; todos los árboles del campo se secaron, por lo cual se extinguió el gozo de los hijos de los hombres.
Ceñíos y lamentad, sacerdotes; gemid, ministros del altar; venid, dormid en cilicio, ministros de mi Dios; porque quitada es de la casa de vuestro Dios la ofrenda y la libación.
Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová.” Joel 1:2-14

Estos son los hechos como lo demuestra La Biblia:

1. Dios es el creador de la naturaleza y el sustentador de la vida.

“Yo hice la tierra, y creé sobre ella al hombre. Yo, mis manos, extendieron los cielos, y a todo su ejército mandé.” (Isaías 45:12).

2. Todo lo creado es bueno, nada es despreciable.

“Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias;
porque por La Palabra de Dios y por la oración es santificado.” 1 Timoteo 4:4,5

3. Las leyes de Moisés mencionan entre otras cosas el cuidado de la tierra y de los animales.

“Seis años sembrarás tu tierra, y recogerás su cosecha;
mas el séptimo año la dejarás libre, para que coman los pobres de tu pueblo; y de lo que quedare comerán las bestias del campo; así harás con tu viña y con tu olivar.” Éxodo 23:10-11

4. Los problemas ambientales son consecuencia del pecado del hombre.

“Y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores. Guardad, pues, vosotros mis estatutos y mis ordenanzas, y no hagáis ninguna de estas abominaciones, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros
(porque todas estas abominaciones hicieron los hombres de aquella tierra que fueron antes de vosotros, y la tierra fue contaminada); no sea que la tierra os vomite por haberla contaminado, como vomitó a la nación que la habitó antes de vosotros.” Levítico 18:25-28

5. Dios llama a una reconciliación al hombre, y a restablecer una nueva relación con su ambiente. Le recomiendo mirar la serie “Trasformaciones” a ver qué piensa de Almolonga.

“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.”
2 Crónicas 7:14

6. La descomposición moral y social origina desastres ecológicos

“La tierra será enteramente vaciada, y completamente saqueada; porque Jehová ha pronunciado esta palabra.
Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra.
Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno.
Por esta causa la maldición consumió la tierra, y sus moradores fueron asolados; por esta causa fueron consumidos los habitantes de la tierra, y disminuyeron los hombres.
Se perdió el vino, enfermó la vid, gimieron todos los que eran alegres de corazón.
Cesó el regocijo de los panderos, se acabó el estruendo de los que se alegran, cesó la alegría del arpa. No beberán vino con cantar; la sidra les será amarga a los que la bebieren.
Quebrantada está la ciudad por la vanidad; toda casa se ha cerrado, para que no entre nadie.
Hay clamores por falta de vino en las calles; todo gozo se oscureció, se desterró la alegría de la tierra. La ciudad quedó desolada, y con ruina fue derribada la puerta. Porque así será en medio de la tierra, en medio de los pueblos, como olivo sacudido, como rebuscos después de la vendimia. Isaías 24:3-13

“Porque la tierra está llena de adúlteros; a causa de la maldición la tierra está desierta; los pastizales del desierto se secaron; la carrera de ellos fue mala, y su valentía no es recta.” Jeremías 23:10

Actualmente, la dependencia económica nos ha desensibilizado de lo que es la naturaleza y sus habitantes; nos sorprenden más las grandes inversiones y las construcciones majestuosas, que admirar el mar, las montañas o los cielos. Hemos perdido de vista que las cosas verdaderamente valiosas, las esenciales para la vida, no se pueden generar con dinero, con monedas y billetes, ni siquiera con piedras o metales preciosos, necesitamos de la mano sobrenatural del Creador para que sigamos disfrutando de los beneficios naturales.

Ni las mascotas son felices. La palabra clave en El Pasaje Bíblico es “GEMIR” esto es Expresar pena y dolor con sonido y voz lastimera, es llorar entre dormido y despierto. La creación está triste, el planeta está enfermo; ¡Pero está esperando algo! ¿Sabía que todo acerca de cultivos en la tierra es simbólico para lecciones espirituales? Mire, La Biblia habla de preparar la tierra y preparar el corazón, de buena tierra, de buena semilla y de mala semilla también, de sembrar, del crecimiento, de regar, de las plagas, del weedeater, de la fe y la esperanza, del trabajo y la cosecha de los frutos.

“Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora." Romanos 8:19-22
¿Qué es lo que está esperando? ¡La manifestación de los hijos de Dios! ¡La creación espera que se restablezca la convivencia del hombre con su Creador! ¿Y qué es eso? ¿En qué consiste? Es como si Dios nos dijera: “Tengo una nueva creación” ¡El Nuevo Nacimiento! Es Dios diciendo “¡Yo puedo reciclar la basura para hacer nuevas Criaturas!” ¡Es un milagro! ¡No son los voluntarios bien intencionados quienes salvaran el planeta! ¡Ese es otro engaño, creer que podemos arreglar las cosas sin Dios! ¡No son los de la sociedad protectora de animales gritando a los gobiernos! ¡Pero son los salvos que se levantan de la condición caída del ser humano! Si el ser humano se vuelve al Señor, si acepta la redención pagada en El Calvario, cambiará desde su interior y podrá distinguir claramente su vocación eterna.
Usted se sabe el resto del canto:
“Cuando recuerdo del amor divino que desde el cielo al Salvador envió. Aquel Jesús que por salvarme vino y en una cruz sufrió por mí y murió. //Mi corazón entona la canción: ¡Cuán Grande es Él! ¡Cuán grande es Él!//
Dios, de una manera poética llama a su novia:
“Mi amado habló, y me dijo: Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven.
Porque he aquí ha pasado el invierno, Se ha mudado, la lluvia se fue;
Se han mostrado las flores en la tierra, El tiempo de la canción ha venido,
Y en nuestro país se ha oído la voz de la tórtola.
La higuera ha echado sus higos, Y las vides en cierne dieron olor;
Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven.” Cantar de cantares 2:10-13
El Apóstol Pablo dice que esa Nueva creación, La Creación Espiritual que se está dando en usted y en mí, dice que también gime. Nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. Porque en esperanza fuimos salvos; ¿De qué se trata esto? Escuche atentamente: Este es el centro del Mensaje. Una vez que alguien le entrega su vida a Jesús y se rinde para aprender y obedecer la voluntad de Dios, a la vez que le viene el amor, la paz y el gozo del Señor, también le viene un pesar, un dolor espiritual. ¡Muchos de ustedes saben de lo que hablo! Siente ya no la tristeza que sentía cuando vivía en sus pecados, ya no la condenación y culpa o la resignación de irse al infierno, ahora es un sentir por La Voluntad de Dios, pesar por los que no entienden o no quieren reconocer a Jesucristo, dolor por algún familiar que es rebelde y desobediente a Dios, tristeza por saber que algún hermano cae o por las dificultades propias en las luchas diaria. Yo me he preguntado: ¿Por qué cuando alguien acepta la salvación, por que mejor no se muere en el instante y se va al cielo? Más bien, tan pronto aceptamos al Señor, inmediatamente comienza ese sentir… ¡Si, soy salvo! ¡Quiero agradar al Señor! ¡Quiero conocerle! ¡Comienzo a vivir por fe! ¡Y sé que El está conmigo, se perfectamente que no estoy abandonado en este mundo! Pero allí está la lucha, el esperar con paciencia hasta que llegue el día en que descanse de todos esos trabajos. La Palabra dice que El Espíritu Santo nos ayuda, porque nosotros no sabemos, pero Él Intercede por nosotros con gemidos indecibles (Romanos 8:26) ¡Todo ese pesar llévelo a Él, Él se encargará de gemirlo!
Debo apurarme a terminar…
¡La Mayor Parte de Los Cristianos Creemos que Los Recientes Desastres Naturales Son Evidencia de Los Últimos Tiempos! Casi todo indica la destrucción inexorable, muchísima gente habla de la destrucción total y casi nadie se atreve a profetizar la restauración de todas las cosas. Hay que ver un poco más allá. Es cierto que en la profecía Bíblica hay capítulos tristes y amargos para muchos, no lo sabemos todo ni tenemos detalles, lo que sabemos es que la gente de Dios se irá con Él. Por otro lado, sé que humanamente hay muchas razones que no dejan lugar sino para el desaliento; pero La Biblia dice que Jesucristo regresará y cuando El venga establecerá Su Reino en la tierra, lo que La Escritura llama El Reino en El Milenio, el cual describe de la siguiente manera:

“Y Él juzgará entre muchos pueblos, y corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos; y martillarán sus espadas para azadones, y sus lanzas para hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se ensayarán más para la guerra.
Y se sentará cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá quien los amedrente; porque la boca de Jehová de los ejércitos lo ha hablado.”
“Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará.
La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja.
Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora.
No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.
Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa.” Miqueas 4:3,4; Isaías 11:1-10

¡El ser humano No Puede solo! Necesita ser trasformado por El Poder de Dios. Abandonar el pecado, superar las religiones y entrar al propósito eterno para el cual fue alcanzado. Así como la creación gime, los hijos de Dios gimen por su restauración definitiva.

CENTRO CRISTIANO HISPANO PO Box 3455 Santa Rosa CA. 95402 cchsr@gmx.us