QUE VENGAN DE LA PRESENCIA DEL SENOR TIEMPOS DE REFRIGERIO

QUE VENGAN DE LA PRESENCIA DEL SEÑOR TIEMPOS DE REFRIGERIO Por: Jonathan Bravo
Cita Bíblica: Hechos 3:12-21
“Viendo esto Pedro, respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿O por qué ponéis los ojos en nosotros, como si por nuestro poder o piedad hubiésemos hecho andar a éste?
El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad.
Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida,
y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos.
Y por la fe en su Nombre, a éste, que vosotros veis y conocéis, le ha confirmado su Nombre; y la fe que es por Él ha dado a éste ésta completa sanidad en presencia de todos vosotros.
Mas ahora, hermanos, sé que por ignorancia lo habéis hecho, como también vuestros gobernantes.
Pero Dios ha cumplido así lo que había antes anunciado por boca de todos sus profetas, que su Cristo había de padecer.
Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,
y Él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado;
a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo.”
Pedro,,, ¡Ese hermano! Estaba experimentando el cumplimiento de lo que le dijo El Maestro. ¿Recuerdan el Pasaje donde El Señor le dice que tire la red y pesca más de lo que había imaginado en la vida? (Lucas 5:1- 10)
“Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre Él para oír La Palabra de Dios. Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu Palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él, y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.”
¡Estaban viviendo días extraordinarios! Apenas hacia algunos días que había caído El Espíritu Santo sobre los 120 discípulos quienes al parecer se constituyeron dramáticamente en servidores, porque llenos de ese Poder, al tener la enseñanza, se activó en ellos una capacidad sobrenatural para hacer la obra de Dios. Pedro mismo, sin presumir de tantas letras o títulos, habló y en el primer Mensaje tuvo la respuesta de 3000 personas. ¡Por eso digo que los primeros 120 debieron trabajar entonces como servidores! Y como resultado de la sanidad del paralitico que por años pedía limosna en la entrada del templo y por La Palabra poderosa que compartió Pedro, ahora 5000 más aceptan a Jesucristo confesándolo como Salvador y Señor.
“No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en El Nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.” Hechos 3:6
Pero no fue únicamente esa demostración sobrenatural la que hizo reaccionar así a la gente, le invito a mirar el contenido de este segundo Mensaje que Pedro dirigió a la multitud desde el pórtico de Salomón. ¡Yo estoy impresionado! Es porque el contenido en sí es muy sencillo, fácil de entender, nadie tiene que “romperse la cabeza” para descifrar algo misterioso o escondido. Está a la vista y es la voluntad de cada uno la que hará que reciba bendición o continuará impidiéndola. ¿Qué desea usted? ¿Cómo la está pasando en estos días? ¡Alguien me dijo esta semana que lleva como 10 años de no ver un solo día bueno para el! ¡No sé cómo ha aguantado! ¡Dice que ya se acostumbró! ¡Mire El Mensaje de parte de Dios para Usted!
“Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio.”
Seguramente usted ha mirado alguna vez un “Cuerno de La Abundancia”, la gente en el tiempo del apóstol Pedro era muy supersticiosa y usaba tantos amuletos, ídolos, rituales y creencias para, según ellos producir “buena surte y fortuna” La cornucopia (del latín cornu, ‘cuerno’ y copĭa, ‘abundancia’), conocida también en español como el cuerno de la abundancia (en latín cornu copĭae), era entonces el mejor símbolo de prosperidad y afluencia. Lo era entonces y ha perdurado esa predicación hasta nuestros días. ¡La gente quiere que le vaya bien de manera mágica y sin tanto trabajo!
En la mitología griega, la cabra Amaltea crió a Zeus con su leche. Zeus, de niño, rompió sin querer uno de los cuernos de la cabra mientras jugaba con uno de sus rayos. Para compensar a Amaltea, le concedió al cuerno roto el poder de dar al ser que lo poseía todo lo que deseaba.
De allí surgió la leyenda de la cornucopia. Las representaciones originales eran del cuerno de la cabra lleno de frutas y flores: Varias deidades, especialmente Fortuna, se representaban con el cuerno de la abundancia. Las imágenes modernas, como las usadas en los murales del Día de Acción de Gracias, muestran una cesta de mimbre made in México, con forma de cuerno llena de frutas y verduras. En las representaciones modernas, la cornucopia es básicamente un cono curvo, hueco y sin fondo, típicamente relleno con diversos tipos de frutas. Incluso es usada en el escudo de Colombia, donde aparecen dos de ellas, una atiborrada de frutos y flores exóticas del país y otra llena de monedas de oro. En el escudo de Venezuela se encuentran dos cornucopias cruzadas en la parte superior, así como en el escudo de Panamá y Perú, en donde aparece una cornucopia dorada que derrama monedas de oro. El cuerno de la abundancia también aparece en el escudo de la Provincia de Mendoza, ubicada en la República Argentina.

Dios conoce perfectamente al ser humano, sabe los deseos que hay en el corazón de cada hombre y de cada mujer, de cada joven, de cada niño y aun de los ancianos. El Señor no solamente conoce, pero Él desea darnos bendiciones autenticas y legitimas. ¿Sabe por qué? ¡Pues porque nos ama! “Él es quien nos corona de favores y misericordias” (Salmo 103) ¿Y luego, si Es lo que Él desea, por qué no lo hace y ya? ¡Pues porque Él no piensa como nosotros y porque a Él le interesa algo que es muchísimo mejor! Algo que en La Biblia se llama ¡La Vida Abundante! Mire lo que Jesús dice:
“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”
¿A cuántos les interesa esto? ¿Quién quiere recibir a partir de hoy esa vida plena? ¡Se equivocó si cree que al final de la reunión voy a repartir amuletos en forma de cuernito! ¿Entonces quien quiere? ¿Cuántos saben que hay un precio para conseguir esa vida? ¡No, no, no. Guárdese sus dólares porque está demostrado que no le alcanzan y mejor abra su corazón!
¡Miremos La Escritura!
“Venid, hijos, oídme; El temor de Jehová os enseñaré.
¿Quién es el hombre que desea vida,
Que desea muchos días para ver el bien?
Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño.
Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela.” Salmo 34:11-14
¿Se da cuenta? ¡El Mensaje es uno y el mismo! El Señor Jesús, El apóstol Pedro y el rey David, por El Espíritu Santo nos están mostrando la clave para obtener verdadera bendición de parte del Dios que nos ama y lo que es mejor, La Vida Eterna.
¿Quién es ese que vino a hurtar, matar y destruir? ¿Por qué el ser humano no puede alcanzar a tener la clase de vida que Dios desea darle? ¿Por qué usted no está satisfecho? ¿Por qué tanta angustia? ¿Por qué tanto miedo? ¿Por qué la culpa, el resentimiento y la amargura son su pan diario? ¿Por qué su pasado le ata y su futuro le espanta? ¡Necesita a Dios en su vida! ¡Necesita el perdón de sus pecados y necesita convertirse al Señor!
“Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio.” Hechos 3:19
El arrepentimiento no es una emoción, es una decisión. Significa “cambio de mente” es decidir dejar el pecado y los vicios y ser trasformado por el poder de Dios mediante algo que se llama “El Nuevo Nacimiento” en La Biblia. Pero la mayoría de la gente no quiere arrepentirse y prefiere el remordimiento que el arrepentimiento. Dios dice que el hombre malo por sus malas acciones acorta sus días. Y:
“Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos.
¡Ay del impío! Mal le irá, porque según las obras de sus manos le será pagado.” Isaías 3:10,11
Un hijo de Dios espera bendiciones de parte de Dios, Alaba a Dios porque lo ama no solo porque está recibiendo cosas buenas, hemos aprendido a amar al Señor por quien es Él y estamos interesados en mantenernos cerca del Dios de las bendiciones. ¡Muchos quieren las bendiciones de Dios pero no al Dios de las bendiciones! Además, escuche bien, La bendición de Dios no viene solo en dinero, ni siquiera en bienes materiales o en las mejores condiciones para esta vida. ¡Yo sé bien que esto no les agrada a muchos de ustedes! ¿Pero cuántos de ustedes pueden decir como Habacuc? Habacuc 3: 17, 18 “Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación.”
Estamos viviendo un tiempo que nos desafía a confiar en El Señor. Me molesta y me entristece mucho oír y ver a los predicadores de la famosa y falsa doctrina de “la prosperidad” y me asombra su insensibilidad, torpeza e irresponsabilidad con sus conferencias tontas procurando enseñar a la gente a descubrir el agua tibia a esa gente la tienen fascinada, embrujada. ¿Qué Biblia leen? ¿En qué mundo viven? ¿Están tan ciegos que no pueden mirar tantos desastres, hambre, tristeza y pecado? ¿No están conscientes del mundo real donde la gente camina como ciegos rumbo al precipicio eterno? ¿No les importa nada sino el dinero?
Hubo un tiempo en que los predicadores al menos enseñaban que Dios prospera y bendice al que trabaja y al que vive en la ética cristiana. Hoy estos perros comilones y dormilones solo predican “¡Sueña, sueña, sueña y las bendiciones lloverán!” “¡Pacta con Dios, dame tu dinero como una siembra y vas a cosechar!” ¡La gente ya se está cansando de esto! Y les voy a profetizar algo, irán de mal en peor y terminarán en grandes problemas no solo con Dios pero en las cortes, demandados y avergonzados porque Dios los reprueba.
El pecado trae tiempos malos… desconfianza y el amor de muchos se enfría… ¡Escuche! ¡Dios todavía quiere bendecirnos! ¡Él quiere darnos refrigerio! ¡Paz a tu alma! ¡Seguridad y Fe! ¡Gozo y esperanza! ¡Salud y fortaleza! ¡Sustento y alegría! ¡Vida y armonía en tu familia! ¡Hay promesas fieles para la gente de Dios! ¡Para los matrimonios y familias! ¡Para los hijos y para los hijos de los hijos! ¡Para los niños y para los ancianos! ¡Dios es bueno, Él nos ama y está buscando nuestro bien! ¡Apláudale a Él! ¡Gloria al Señor! ¡Gracias a Dios! ¡Si usted es salvo es rico! ¡¿Qué más necesita si sus pecados han sido perdonados, si su nombre está escrito en el Libro de la Vida?! ¡El mundo ofrece riquezas, belleza y fama, ¿Pero qué es eso comparado con lo que El Señor da? ¿Se da cuenta como el diablo ha engañado a tantos, con dinero, placer y popularidad? ¿Pero cómo se los cobra? ¡Lo que el diablo te da te dura un momento y se va! Además, ¡Satanás no puede ni siquiera cumplir sus promesas temporales! ¡Pobres personas! ¡Terminan desechos, acabados, tragando tantas drogas y muriendo solos, abandonados y condenados! ¡Lo que Dios ofrece es eterno, permanece para siempre! ¡”Jehová es mi Pastor y nada me faltará, mi copa se desborda! ¡Él ofrece medida buena, apretada, remecida y rebosando! (Salmo 23 y Lucas 6)
Llegamos al punto clave. Dios quiere bendecirle, pero el método para hacerlo es el siguiente:
“Arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio”
¿Oyó bien? ¡No hay otra manera que funcione realmente! ¿Usted cree que Dios va a bendecir a alguien que esta opuesto a Él? Debe arrepentirse del pecado y abandonarlo. Debe pedirle al Espíritu Santo que le trasforme, que le haga nacer de nuevo, debe comenzar en una nueva vida, espiritual. Debe aprender a confiar y a obedecer al Señor. ¡Decídase! Arrepentimiento significa “Cambio de Mente” es algo consciente, no es un sentimiento, es una determinación. El arrepentimiento de tanto daño, maldad, fracaso, culpa y defectos, arrepentimiento de haber vivido independiente del Dios que le ama. Arrepentimiento de no haber valorado ese sacrificio en la cruz del Calvario, donde El Hijo de Dios, Inocente, entregó su vida por amor para salvar a todo aquel que en Él cree. Le tengo buenas noticias, Jesús está vivo, Él resucitó y le está esperando. El primer paso es arrepentirse de todos sus pecados confesándolos solamente a Él. Acéptelo en su vida de hoy en adelante, crea en Él y descubra La Vida Abundante.
El siguiente paso es convertirse… ¿Qué es convertirse? ¡Es dejar de ser como es usted naturalmente y llegar a ser como Jesús! ¡No se espante, no depende de usted, porque ni usted, ni un pastor, ni una religión ni ninguna práctica mística pueden cambiarle! ¡Él es el único especialista! ¡Usted le entrega su vida, sus deseos, su voluntad y sobrenaturalmente será trasformado! ¡Si alguno está en Cristo Nueva Criatura es! ¡La religión, la filosofía, la educación y el dinero no pueden hacerlo! ¡La Mano del Maestro Sí puede!
Todos los seres humanos hemos vivido de manera natural, según alma, ¡La Biblia le llama “el hombre animal” o “el hombre natural”! Hay en cada uno de nosotros 5 sentidos que deben ser convertidos. Todos hemos funcionado de manera carnal y natural en el cuerpo y en el alma, pero por el poder de Dios y La Regeneración que el efectúa, empezamos a funcionar en el espíritu. De esa manera, lo que es el ojo en el cuerpo y la imaginación en el alma tiene un equivalente en el espíritu que es ¡La Fe! ¿Se da cuenta? Lo que es la nariz en el cuerpo, es la conciencia en el alma, pero con el nuevo nacimiento se activa El Discernimiento espiritual. ¿Lo quiere? Lo que es el oído en el cuerpo, en el alma es el entendimiento y en el espíritu será obediencia a Dios. La boca en el cuerpo, la razón en el alma y en su espíritu será oración efectiva. ¿Le gusta? Lo que es la mano en el cuerpo, son los afectos en el alma pero en el espíritu es adoración. Nadie puede adorar a Dios según carne o alma, debe adorarle en espíritu y en verdad. (Juan 4:23,24)
Como quisiera más tiempo para continuar hablándole de la conversión. Y es que vienen los instintos que también deben convertirse para que dejemos de ser tan naturalotes y llegar a ser plenos, sanos, bendecidos y de bendición para mucha gente que nos rodea. Rápidamente, ¿Quién sabe los 5 instintos? Se los diré pero no solo para su información, pero para su conversión; porque el pecado precisamente es la perversión de los sentidos y de los instintos.
1. Instinto de Supervivencia o de Conservación. ¿Dónde está lo malo? ¡Dios lo dio! ¡Sí, pero la perversión es cuando usted solo vive para usted mismo, egoísta! El Señor dice que debemos amarle primero a Él y después al prójimo. Y a los hermanos y a los enemigos, etc.
2. Instinto de Comer y Beber. Muchos se quedan habituados a chuparse el dedo o al chupón y terminan en la botella o en glotonería ¿se da cuenta?
3. Instinto Sexual. ¡Cuantos problemas con la perversión! ¡Cuánto desastre y tristeza! ¡Cuánta enfermedad y contagio trasmitido! ¡Cuánto desorden! ¿Quisiera convertirse? ¿En qué? ¡Muchos dicen “es mi cuerpo, yo hago con él lo que me dé la gana” sorpresa, ¡La Biblia dice que el cuerpo es de Dios!
4. Instinto de Adquisición. ¡Entre más tiene más quiere! Codicia, roba, miente y mata por conseguir algo que de todas maneras no le sacia. Debemos convertirnos al Señor. Esa es la verdadera vida cristiana, ser libres de toda avaricia. “La Vida del hombre no consiste en la cantidad de bienes que posee” ¡Eso lo dice Jesús!
5. Instinto de Dominio. Creer que usted controla las cosas, manipula a la esposa, a la esposa, a los padres, a los hijos, al patrón al perro y al gato, al gobierno, la falsa idea de que usted manda ¡manda saludos! Una persona convertida al Evangelio sabrá que muchísimas cosas no están en sus manos, vivirá de manera responsable, agradando al Señor, confiando en Él y respetando a todos, ¡Porque hay que saber que también todos los que nos rodean tienen los mismos instintos!
Este es El Mensaje, ¿Quiere es buena vida? ¿Desea realmente que Dios le bendiga? ¿Ha vivido siendo parte de la miseria humana y cree que ya no hay esperanza? ¡Venga al Señor! ¡Hoy es su día! El Señor continúa diciendo:
“Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos.” Jeremías 6:16
¿Quién es el que desea Vida? ¿Quién será el valiente que le diga hoy a Jesús “Te entrego mi corazón” y el control de esta vida que yo no he podido llevar? ¿Quién vendrá a Jesucristo hoy? ¡Decídalo bien, no es para continuar jugando a la religión, eso es muy tonto, perdóneme! Es para arrepentirse para que sean borrados sus pecados y para ser trasformado. Así estará en condiciones de ser lleno de la bendición que viene de Dios.

CENTRO CRISTIANO HISPANO P O Box 3455 Santa Rosa, CA. 95402 cchsr@gmx.us