VERSOS A UN ATEO

VERSOS A UN ATEO

POR VOLVER DE OSCURIDAD Y FRIO INVIERNO,
MIS OJOS CIEGOS Y HUESOS CANSADOS,
DUDAS DE PERDIDOS ARTESONADOS
EN AGNOSTICISMO QUE TEMIA AL INFIERNO.

Y MIS ORGULLOS EN LO QUE DISCIERNO,
DE RODILLAS CUANDO DOLORES ABRUMADOS,
SE PONIAN VECINOS A CIELOS AZULADOS
BUSCANDO CALOR DE CORAZON TIERNO.

SEMIATEO DEL SIEMPRE EN AMANECERES,
CON VILLANAS INCOGNITAS DE SUPLICA
QUE HAGAN DE AGUILA A LAS RESPUESTAS.

SEMIATEO EN TIEMPO Y QUEHACERES
QUIEN POR NO CONOCER A DIOS SE IMPLICA,
NO INVERTIR EN ETERNIDAD DE APUESTAS.

LA SEGURIDAD SE OFRECE SIN MORDEDURA,
HACIENDO LA PAZ DE LA MENTE BUSCADA,
EL SOSIEGO MANSO DE LA OLA EN MAREADA
Y EL NACER DE HALITO POR CORDURA.

PALABRA CIMBREADA POR TORMENTA DURA
PARA SER NOCHE CLARA QUE SIN ESPADA
AVISE AL ALBA QUE LLEGA ENCANTADA
CON DOCE GORRIONES DE SONAR TEXTURA.

QUE POR INGRATA REBELDIA E IRONIA
DE PERSISTENTE CREENCIA ENDURECIDA,
NO SE RASGULLE LA INOCENCIA VERDAD DADA

EN QUIEN BEBE NACE Y DE ANCIANO SE OPONIA
A SER ETERNO EN LA CIUDAD DE FE CRECIDA
DONDE LA PAZ SERA POR SANTA APRECIADA.

PERMITAN LOS OIDOS HACER DE SONIDOS
MUDOS, A QUIENES BUSCAN ERRORES PRESUMIDOS,
JUPITER DE ODISEAS Y DIOSES DORMIDOS

ANTONIO MARTINEZ DE UBEDA LINDEN